Arcadio Grupo ALTA RES-124
Jose Manuel Calvo © 2014

Titulado Superior de Jazz por el Centro Superior de Música del País Vasco-Musikene, Marco Martínez es profesor de la Escuela de Música Moderna y Jazz de Oviedo y director pedagógico del Seminario de Improvisación de Siero.

Inicia sus estudios de guitarra clásica junto a Marcelino García Sal, estudiando posteriormente junto a Isabel Seoane y titulándose en el Conservatorio Superior de Música del Principado de Asturias. Atraído por la música moderna desde muy joven, es tutelado por Alfredo Morán, el que sería su profesor durante varios años y quien le acercaría al jazz de forma prácticamente definitiva. Su interés por esta música le llevan a asistir a diversos cursos junto a Pat Metheny, Sylvain Luc, Joshua Edelman, Chema Saiz o Perico Sambeat entre otros. A su vez participa en masterclasses con Ed Neumeister, Jerry González, Steve Rodby, Carles Benavent, Mike P. Mossman, Horacio Icasto, Antonio Sánchez, Bernardo Sassetti y un largo etcétera.
Tras acabar sus estudios de clásico en 2006, ingresa en el Centro Superior de Música del País Vasco-Musikene, donde estudia principalmente junto a Joaquín Chacón, José Luis Gámez, Jordi Rossi, Javier Juanco, Andrzej Olejniczak, Guillermo Klein, Francesc Capella, Roge Mas y Gonzalo Tejada, titulándose como instrumentista de jazz en 2010. Un año después recibe clases del prestigioso guitarrista Peter Bernstein.

Desde 1994 ejerce como profesor en diversos centros, trabajando principalmente en las Escuelas Municipales de Música de Siero y Llanera. Ha llevado a cabo continuos proyectos pedagógicos que van desde conciertos didácticos hasta cursos de música moderna, destacando los Talleres de Improvisación de Llanera (2003-2004), el Curso de Iniciación a la Improvisación Instrumental y Vocal del Conservatorio Valle del Nalón (2012) y el Seminario de Jazz de Siero, del que es director pedagógico desde 2005. En 2010 da forma a lo que hoy es su lugar de trabajo y centro de enseñanza, la Escuela de Jazz y Música Moderna de Oviedo.

Daniel Valledor © 2018

En el ámbito profesional, comienza su andadura jazzística con el grupo Quatro Jazz Quartet, formación con la que recorre algunas de las salas y festivales más notables del ámbito nacional al ser seleccionados para actuar en los Circuitos de Música Injuve. Su labor como compositor se ve plasmada en 2003 en la publicación de Qu4tro. Durante todos estos años ha liderado sus propios proyectos como Marco Martínez Quartet, Groovelation o Marco Martínez Special Trío y tocado entre otros con Conexión 4tet, E.D. Hip Hop Experience, Matabuena Cinema Project, Eladio Díaz Control Z y los dúos junto a Mapi Quintana y el guitarrista Joaquín Chacón.
Ha actuado en el XXV Festival Internacional de Jazz de Getxo, Festival Jazz en el Museo de Bellas Artes de Badajoz, Muestra de Jazz Ibiza, XI Festival de Jazz de Lugo, Festival Jazz de la Villa de Madrid, en el Festival de Jazz de San Sebastián, etc.
Ha grabado junto a artistas de diferentes estilos como Pasión Vega, Musikene Big Band, Eladio Díaz Control Z o la o la música de Fernando Velázquez para el documental “Garbo, el espía”, ganador del premio Goya 2010.

Acaba de publicar su primer trabajo como líder, Marco Martínez [TRIO].

 



 

Han Escrito…

La carrera de Marco, desde los tiempos ya lejanos en los que nos conocimos, ha sido un camino en ascenso constante, caracterizado por la seriedad, el compromiso, el deseo de evolución musical, y la preocupación por buscar un terreno propio, donde expresar sus ideas musicales, dentro del entorno del jazz, y en concreto de la guitarra de jazz.

En este sentido, su actual propuesta tiene a partes iguales, elementos de tradición y de lenguaje, tan necesarios en esta música, como aspectos más vanguardistas y cercanos a las estéticas jazzísticas más actuales. Once temas conforman este trabajo discográfico, diez originales y un standard de la más pura tradición.

Marco ha sabido crear un discurso homogéneo en el que todo el repertorio suena coherente y redondo en términos conceptuales, y eso también se debe al trabajo de grupo, el trío suena solido y bien ensamblado, fruto seguramente de numerosas puestas en escena, directos que han permitido que los tres componentes se entiendan e interactúen con libertad y precisión, en una formación compleja, pero con muchas y variadas posibilidades. La variedad tímbrica, aporta color,

y cambios de atmósferas muy de agradecer en este tipo de formación. Se combinan inteligentemente temas con sonido clásico de jazz, temas con saturaciones y efectos, y otros en los que la protagonista es la guitarra acústica, con un sonido limpio y cristalino. Asimismo le elección de tempos, tipos de subdivisión y rítmicas, así como el orden en que aparecen, es enormemente acertada, haciendo que el CD se escuche de arriba abajo con ligereza y atención.

Un trabajo más que digno, altamente recomendable, seguro preludio de otros más, que permitan a Marco seguir creciendo musicalmente y continuar su exploración de ese universo sonoro cuyo camino comienza con este CD.  Joaquín Chacón


La historia personal de Marco Martínez con la guitarra viene de largo; con ella ha pasado por su formación clásica, sus estudios con maestros como Pat Metheny o Peter Bernstein, y su licenciatura en jazz en el Centro Superior de Música del País Vasco – Musikene. Ha hecho composiciones y arreglos, ha grabado música para el cine, ha trabajado continuamente en iniciativas pedagógicas, y ha emprendido multitud de proyectos creativos con diversas formaciones.

Y aun desarrollándose como músico en direcciones tan variadas, ha cultivado siempre su propia voz jazzística. En sus inicios en Quatro Jazz Quartet ofrece un timbre intimista, una pulsación amortiguada y emocional. A dúo con la cantante Mapi Quintana explora un sonido plenamente acústico, artesano, audaz, llevando la guitarra al límite de sus posibilidades expresivas. Con Groovelation trabaja un repertorio eléctrico y viste su guitarra con ecos, efectos y juegos agudos y brillantes… Así que, en una situación u otra, puede estar saludando a Jim Hall, Joe Pass o John Scofield; pero todas esas historias las cuenta con el lenguaje de Marco Martínez, reconocible y personal, y rodeándose de músicos que comprenden y enriquecen esa forma de entender la música.

Interpretando o componiendo, Marco Martínez cuida la melodía, la musicalidad, el fraseo… e intenta llevarlos siempre un paso más allá, subir un escalón armónico, rítmico, formal, para producir una música actual e innovadora, que en ningún caso deja de ser hermosa.  Agustín Cernuda